Concepción de la idea

A principio de la década de los 80 confluyeron tres hechos que indicaron la necesidad de un Banco de Huesos y Tejidos en nuestro país.

Primero, el crecimiento del número de reconstrucciones de fémur y acetábulo asociadas a cirugía reconstructiva de cadera (en el año 1970, el Dr. Eusebio Cadena había realizado ya el primer reemplazo de cadera en Colombia en el Hospital San Ignacio) (Figuras 1 y 2).


 

Figura 1. Dr. Eusebio Cadena

 

En la imagen de la izquierda se aprecia al Dr. Cadena en cirugía, a la derecha una representación en un modelo plástico de un reemplazo total de cadera.

 

Figura 2. Aflojamiento de un reemplazo de cadera.

 

Se aprecia en la foto de la izquierda un paciente con aflojamiento de la prótesis y fractura del fémur, que requirió una cirugía reconstructiva utilizando injertos masivos del Banco de Huesos como se observa a la derecha.

Segundo, la posibilidad de salvar extremidades en lugar de hacer amputaciones en casos de tumores malignos. En el año 1985, en el Hospital San Ignacio, se realizó el primer transplante masivo en Colombia, utilizando un injerto de fémur traído del Banco de Miami (Figura 3).

 

Figura 3. Recortes de prensa de la época que registran la intervención.

 

En la cirugía participaron los Drs. Theodore Malinin de Miami, José Navas y Eusebio Cadena del Hospital San Ignacio y Diego Soto del Hospital de la Samaritana.

Y tercero, para la reconstrucción de las severas destrucciones óseas producto del incremento de la violencia y la accidentalidad.

Aprovechando el liderazgo del Departamento de Ortopedia de la Universidad Javeriana en ese entonces,  se iniciaron acciones para lograr tener acceso a este valioso recurso.

Se establecieron entonces los primeros contactos con el Banco de Huesos y Tejidos de la Universidad de Miami y se dio inicio a un proceso de entrenamiento de personal y adecuación tecnológica, que contó siempre con la invaluable y desinteresada ayuda de su director, el Dr. Theodore Malinin, quién ha sido siempre, y sigue siendo el mentor de nuestro Banco (Figura 4).

 

Figura 4. Dr. Theodore Malinin

 

Constitución de la Fundación

Como consecuencia de lo anterior, la Fundación Cosme y Damián se constituyó el 11 de Marzo de 1988. Los Fundadores fueron:

  • Carlos Sanz de Santamaría
  • Rafael Navas Pardo
  • Alberto Escallón A.
  • Rafael Obregón
  • Eduardo Navas S.
  • José Navas S., y
  • José Antonio Lloreda.

La Junta Directiva quedó constituida de la siguiente manera (Figura 5):

 

Figura 5. Algunos miembros de la Junta Directiva


Fotos actuales de los Drs. Eduardo Navas, José Navas y Eusebio Cadena.


Construcción e inauguración del Banco (Hospital San Ignacio) (Figura 6)

 

En 1989 comenzó la construcción del Banco (izquierda y centro), y el 5 de Junio de 1991, se inauguró el Banco de Huesos y Tejidos en su primera sede, dentro del Hospital San Ignacio de Bogotá (derecha), convirtiéndose en el primero y único en su género en Colombia y América Latina.

 

Sede actual (Fundación Santa Fe de Bogotá)

En 1997, el Banco se trasladó a una sede propia, que todavía ocupa en la actualidad, y se vinculó a la Fundación Santa Fe de Bogotá. El área de construcción actual es 620 metros cuadrados (Figura 6).

 

Figura 7. Sede actual del Banco de Huesos y Tejidos.

 

En la ciudad de Bogotá, como se aprecia a la izquierda, se encuentra la sede actual del Banco, señalada en la imagen del centro con una flecha amarilla, al norte de la Fundación Santa Fe de Bogotá (en primer plano). A la derecha, la foto del Banco en la calle 119A.

 

Estadísticas

Desde su inauguración en 1991 y hasta el año 2005, el banco ha recibido 2.084 donantes. Ha procesado cerca de 60.000 injertos. Se han implantado al menos el 95% de los procesados en un total de 34 hospitales de segundo y tercer nivel y en 5 países vecinos (Figuras 7 y 8).

 

Figura 8. Número total de donantes desde 1991 hasta 2007

 

En esta gráfica, se aprecia el número total de donantes del Banco desde su inicio en 1991, (debe aclararse que no se incluyen en ella, más de 150 donantes voluntarios vivos, que en los primeros años del Banco, eran una fuente importante de injertos. Al hablar de donantes vivos, nos referimos a pacientes que al ser sometidos a cirugías electivas de tórax o cadera, donaban al Banco costillas o cabezas de fémur que era necesario remover como parte del procedimiento quirúrgico programado). El porcentaje de donantes que ha sido necesario rechazar después de procesados, por razones de contaminación o pruebas serológicas positivas, oscila entre 10 y 25%, que corresponde a los estándares internacionales.

 

Figura 9. Injertos procesados por año

 

Por tratarse de una Institución sin ánimo de lucro, con costos contenidos gracias a nuestro entorno económico, el valor de un injerto de la Fundación Cosme y Damián es tan solo el 10% del mismo injerto en un Banco extranjero con tecnología y estándares de calidad equivalentes. Esta diferencia gigantesca, se refleja en que, en promedio, la diferencia en pesos de cada injerto entregado por el Banco a sus usuarios es de $2’600.000. Si aplicamos esta cantidad a los más de 60.000 injertos procesados, encontramos que gracias a la existencia del Banco en Colombia, el Sistema Nacional de Salud ha ahorrado el equivalente a 80 millones de dólares en los últimos 15 años.

La mayoría de donantes del Banco provienen de Bogotá (Red de Transplantes e  Instituto Nacional de Medicina Legal) y, en menor grado de Medellín y Cali.

En los últimos años, y siguiendo el ejemplo internacional de sistemas de donación más maduros y establecidos, el Banco ha estado promoviendo la idea de tener múltiples fuentes de captación de donantes, en diferentes ciudades, con infraestructura propia para extracción de tejidos, mientras se mantiene el procesamiento centralizado en su sede principal en Bogotá. Esta política no solo logra los más altos estándares de calidad y seguridad, controla costos y garantiza una distribución a todo el país.

A diferencia de otros países, la edad promedio de nuestros donantes es baja (Figura 9), esto tiene implicaciones claras en las características mecánicas de los injertos.

 

Figura 10. Distribución de donantes por grupos de edad.

 

Como se aprecia claramente en la gráfica, casi el 60% de nuestros donantes están entre 15 y 30 años, y el 94% son menores de 50.

El componente principal de los costos, está dado por la pruebas de laboratorio, que incluyen, además de cultivos repetidos en diferentes fases del proceso, pruebas serológicas sofisticadas para minimizar posibles transmisión de enfermedades como hepatitis o SIDA. (Figura 10).

 

Figura 11. Costos por donante

 

Como se ilustra en la gráfica, los costos de procesamiento, tanto de laboratorio como de insumos, representan aproximadamente el 72% de los costos totales y los de proceso el 28%.

Estos costos, sumados a un excedente calculado del 10% y que se distribuyen ponderadamente entre todos los injertos, se reflejan directamente en el valor de cada injerto.

Los costos sociales para el país, si el Banco de Huesos y Tejidos no existiera, serían altísimos. En los últimos 15 años, hubiera sido necesario amputar a cerca de 1.300 pacientes a quienes se les practicaron cirugías de salvamento de extremidades con la utilización de injertos, y aproximadamente 7.300 personas estarían discapacitadas por no haber accedido a este recurso.

En relación a productos de investigación, a nombre del Banco se han publicado más de 32 artículos en revistas nacionales e internacionales. Investigadores del Banco han participado con ingenieros mecánicos y biomédicos, principalmente de la Universidad de los Andes, en 12 tesis de grado de la Facultad de Ingeniería.

Entre los premios recibidos por integrantes del Banco, se destacan 4 Premios Nacionales de Investigación (Premio José Vicente Bernal), otorgados por la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Traumatología, un Premio Nacional de ingeniería especializada, una Mención Honorífica en el área de Ciencias Básicas y Experimentales en el XII Concurso de la Academia Nacional de Medicina y un primer premio en el Encuentro de Investigadores de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

 


Terminología Básica
Proceso
Seguridad
Calidad
Bioseguridad
Trazabilidad
Injertos
Tipos de Injertos
Catálogo de Injertos
Utilización Clínica
¿Cómo solicitar un injerto?
Requisitos de Suministro de un injerto
¿Cómo convertirse en donante?
Novedades
Publicaciones
Contáctenos
Enlaces
Pagos en Linea

Calle 119 No. 7-14 2 piso Edificio Santa Ana Medical Center - info@cydbank.org - PBX: (571) 6583200 - Movil: 313 8525209 - Bogotá, Colombia

Horario de Atencion: Lunes a Viernes de 7:00am - 5:30pm jornada continua Sabado de 8:00am - 11:00am
Usuarios para odontologia: Lunes a Viernes de 8:00am - 5:30pm jornada continua Sabado de 8:00am - 11:00am